Curry tailandés con vino de Jerez

 

Mi comida favorita es el curry, por delante de las lentejas con chorizo. Eso me cuesta admitirlo… pero es así.

Ayer asistí en Sevilla al taller de currys que organiza el restaurante Ovejas Negras. Era un taller de currys tailandeses, que como nos explicó el chef, Carlos Escuín, son los más aromáticos, fáciles y rápidos de hacer. Cocinamos un curry verde de pollo, un curry rojo de carrillera y… ¡de postre! Si, si ¡de postre! un curry dulce de mango con helado. Todo impecable, delicioso y súper picante como debe ser. Disfruté muchísimo. Y evoqué los aromas y sabores de Tailandia que tantísimo me impresionaron cuando visité Bangkok la primera vez: lemongrass, galanga, hojas de lima kaffir…

Ayer aprendí muchas cosas.  La primera, dónde conseguir en Sevilla todos estos ingredientes (¡y es al lado de mi casa!). También me contaron donde comer en Sevilla la mejor comida peruana, y beber el mejor pisco sour, en un antiguo asador a las afueras.

Pero lo más interesante que nos contó Carlos fue sobre el maridaje. Los currys son difíciles de maridar con vino tinto. Ambos sabores el curry y el vino tinto, son demasiado fuertes. Una posibilidad es tomar cerveza, como hacen los tailandeses.  Anoche arrancamos con una Cruzcampo Gran Reserva.

Pero, y aquí viene el dato interesante, lo más recomendable para beber con currys son los vinos de Jerez. En concreto el fino. Ayer, con el curry de carrillera, tomamos un fino Bertola de las Bodegas Díez Mérito que estaba espectacular. Carlos nos explicó también que nunca se deben acompañar con amontillado, ya que este vino potencia el efecto del picante y podría resultar demasiado fuerte.

Ovejas Negras organiza talleres y cursos de cocina muy interesantes, además de cenas degustación para pequeños grupos.

Si quieres aprender español y te gusta la cocina y el mundo de los vinos, ponte en contacto conmigo en info@spanishbmb.com o  entra en www.spanishbmb.com  y te cuento todo lo que podemos hacer en Sevilla.

 Por cierto: ¡qué manera de llover anoche en Sevilla! Pero bueno, ya sabemos que “la lluvia en Sevilla es una maravilla”. ¿Sabes el origen del dicho?

 

Belén

 

 

 

No Comments

Post A Comment